No te dejaré
aunque sigas dormido
con los ojos abiertos;
te mire
y no me veas,
te pregunte quién soy
y me digas que no te acuerdas.

No te dejaré
aunque nuestros mares
los separe una baliza;
el mío de colores
el tuyo de humo y ceniza.

Algunas veces siento
que me ves
como cuando era niña;
alguna vez sueño
¡que tus ojos brillan!

Julia Cortés Palma

Acerca de Julia Cortés Palma

Deja un comentario