Julia Cortés Palma

La trampa

Pasas al principio bullicioso
tan despacio que causas tedio
y de repente, un día, de un zarpazo
vertiginoso te precipitas en silencio.

Me llovieron los eneros
sin apenas darme cuenta
pensando que eran casi eternos;
apresuradas amarillearon
las flores alegres de mi huerto.

Melancolía de efímeras primaveras
que por los cristales de mi alma
se escurrieron;
las detendré con mi mirada,
congelaré en mis versos.

Todavía puedo hacerlo
ahora que sé
que te me escapas
amigo traidor, tiempo;
voy a retarte con osadía
no instalarás en mí tu desaliento.


Dejar una respuesta

Tu dirección de correo no aparecerá publicado.

Tu puedes utilizar HTML en etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*